ADN

¡Día Mundial de las Leguminosas! Cocinemos para celebrar 🌿🍲🍽️👨🏻‍🍳

Existen más de 20.000 tipos de plantas leguminosas diferentes, pasando desde árboles hasta herbáceas. Sus frutos vienen en forma de vaina y tienen muchísimas propiedades que benefician a nuestra nutrición. Son bajas en grasas pero altas en proteínas, fibra, vitaminas y minerales.

Estas son algunas de las leguminosas más comunes o populares:

  • Alfalfa
  • Arveja
  • Cacahuete o maní
  • Garbanzo
  • Guisante
  • Judía o frijol
  • Chícharo
  • Soja o Soya
  • Lenteja

Además de tener muchísimas propiedades, son deliciosas y las podés preparar en muchos platillos, como el falafel 🙌. Te compartimos la receta para que tengás una nueva manera de integrar las leguminosas a tus días 💚

Ingredientes
Para 25 unidades
– Garbanzos (hidratar 24 horas) 300 g
– Cebolla (pelada) 120 g
– 1 Diente de ajo (pelado)
– Cilantro fresco manojo
– Perejil fresco manojo
– Sal al gusto
– Pimienta negra molida pizca
– 100 grs de Harina de garbanzo
– 5grs de Levadura química
– Comino molido
– Aceite de girasol para freír

¿Cómo hacer falafel casero?
Dificultad: Fácil
Tiempo total: 30 m
Elaboración: 15 m
Cocción: 15 m
Reposo: 30 m

Ponemos los garbanzos en remojo 24 horas antes de realizar la receta. Transcurrido este tiempo los escurrimos y secamos bien para que no queden restos de agua. Introducimos los garbanzos hidratados en el vaso de un robot de cocina o una batidora potente junto con el diente de ajo, la cebolla, las hojas de cilantro y de perejil y el comino molido. Trituramos.

A continuación añadimos la harina de garbanzos, reservando un par de cucharadas para cubrir la base de una fuente, la levadura química y salpimentamos al gusto. Trituramos de nuevo hasta obtener una mezcla homogénea. Dejamos reposar la masa, en la nevera, durante 30 minutos.

Formamos pequeñas bolitas del tamaño de una nuez y las colocamos en la fuente con la harina de garbanzos al tiempo que rebozamos ligeramente. Calentamos abundante aceite en una sartén y freímos, a fuego medio-alto, volteando para que se doren por igual por ambos lados. Retiramos a un plato con papel absorbente y dejamos escurrir un par de minutos antes de servir.


Como siempre recordá que el bienestar no está peleado con el sabor 😉 ¡Que lo disfrutés!

Archivos
Categorías
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Cart
  • No products in the cart.